Tener mucho donde elegir no es bueno


De Pedro Jorge:

Tener ciertas posibilidades de elegir está bien. Pero cuando las posibilidades aumentan demasiado en número, nuestra felicidad decrece incluso cuando elegimos bien. Lo explica Barry Schwartz en esta conferencia de 20 minutos. Incluso da el secreto de la felicidad: esperar poco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s