¿Por qué sonamos distintos en una grabación?


Siento no haber publicado desde hace unos días pero he estado algo ocupado auditivamente hablando. Jeje.

Leo este interesante articulo en : niños perdidos

Todos habréis escuchado vuestra voz grabada alguna vez, en cassette o en el ordenador.
Y siempre nos parece lo mismo ¿Quién es ese que me dobla la voz?¿Gollum? … Incluso al hablar por un micrófono a veces nos da esa impresión.

Cuesta acostumbrarse a oír nuestra voz “desde fuera”, y aceptar que lo que oímos tan extraño y ajeno es lo que los demás oyen cuando hablamos. Cuesta darse cuenta de  que esa voz no nos gusta. Y lo que es peor, a lo mejor a los demás tampoco… Houston tenemos un problema.

La explicación al fenómeno es aparentemente sencilla: cuando hablamos percibimos sobre todo nuestra voz “desde dentro”, debido a la vibración de los resonadores naturales de nuestro cuerpo (cráneo, laringe, tórax) lo que distorsiona nuestra percepción sobre nuestra propia voz. Y vaya si lo distorsiona, que dan ganas de comprarse una bocina, como Harpo, y comunicarse mediante bocinazos.

Además, supuestamente nos escuchamos mucho más graves de lo que realmente sonamos a los demás con lo que Constantino Romero se debe oír a sí mismo como una ballena jorobada en celo.

Sí a esta pequeña jugada de la física, le sumas que eres el cantante de un grupo empiezas a acumular puntos para acabar con una camisa de fuerza y dos enfermeros como armarios empotrados a cada lado.

Si cantar es difícil, escucharse a uno mismo más. Estamos en plena grabación y no lo puedo evitar.  Canto delante de un micro que vale tanto como mi coche, que capta con toda la calidad del mundo cada inflexión de mi voz, vocalizo, voceo, susurro, afino, quedo contento con la toma y escucho… y siempre pienso que ese no soy yo.

No puedo evitar pensar que hay otro tío escondido cantando a la vez, que casi me dan ganas de buscarle por todo el estudio. En todo caso el tío en cuestión me sigue a todas partes, porque sale en todas las grabaciones del grupo. Igual hasta debería salir en los créditos, y empezar a plantearnos que en vez de cuarteto somos quinteto…

En fin todo esto viene a cuento de que como sabéis estamos grabando y al contrario que cuando se toca en vivo, en estudio la precisión de lo que grabas tiene que ser máxima. Los ordenadores solucionan muchísimos problemas, pero no son la Virgen de Lourdes, al menos por ahora.

Las melodías que son tan claras y afinadas entre amigos de pronto se vuelven inestables al grabarlas, las notas que creías bien definidas dejan de estarlo tanto y sobre todo el que canta no eres tú…

Habrá que acostumbrarse. Otra paranoia de músico más, como el guitarrista que oye todo desafinado o el batería que siente todos los ritmos desacompasados.

Qué sufrimiento.

Anuncios

Sennheiser Px100 vs CX500


Otra vez estoy de nuevo aquí para hacer una comparativa entre auriculares al final os vais a cansar de mí.

Pues ahora he tenido la oportunidad de probar una parejita de CX500 color blanco, que han salido a un precio mejor que bueno, aunque en la mayoría de tiendas del ramo los podréis encontrar aproximadamente a 60 euros.

cx500

Con respecto a la construcción sólo cabe decir que son unos Sennheiser y tanto los complementos como el cableado , son de buena calidad, vienen provistos de recambio para las almohadillas de silicona , preparados  para todo tipo de pabellones auditivos y que así los  puedas encajar consiguiendo un aislamiento perfecto.

Con respecto a nivel sonoro  puede decirse que tienen algo más de coloreada la zona en graves, es decir, aunque en los CX500 es superior el grave a los px100 la extensión es menos completa y menos controlada que en los PX100, sobre la zona media ahí el ganador indiscutible es el PX100, parece que en los CX500 estuviera apagada como si tuviera un velo delante del auricular que te impide percibir esa zona concreta del espectro a volúmenes medios o bajos, así que  en grabaciones con fuerte contenido en medios como voces  o en en otras donde el saxofón esta bastante presente, se nota la diferencia entre un modelo y otro. En el rango de agudos se comportan algo mejor pero tienden a exagerar algo estos agudos.

Pensareis que este auricular no me gusta o que realmente no tiene un buen sonido, pero para nada es así, en su gama de precios y por el tipo de auricular que es  puede ser uno de los más precisos, sólo que si quieres una respuesta realmente plana y fiel a la grabación debes hacer una inversión superior.

En resumen se puede decir que tienen unos graves muy presentes pero  poco controlados, una zona media algo pobre, pero que se puede mejorar mediante ecualización y unos agudos algo artificiosos.

Como consejo si estáis optando entre un modelo y otro y si la estética no os importa, o si los vais a usar en ambientes poco ruidosos, los PX100 se comen de calle a los CX500, además por algo menos de inversión. Digamos que los PX100 tienen un sonido mucho más natural , sin necesidad de ecualización. Pero su falta de aislamiento y el diseño tan característico solo los hace aptos para atrevidos.

Ahora vamos a ecualizar los cx500 a ver que tal. Si realzamos la zona media dejando lo demás lo más plano posible, conseguimos mejorar el medio y agudo de forma muy notoria, pero los graves comienzan a desaparecer de una forma un poco alarmante. Digamos que podemos corregir algo esa ausencia de medios bien definidos en la zona más alta del sonido medio , quizá en vocales masculinas la percepción es menor pero en voces femeninas es realmente notorio.

También hay que indicar que el modelo que estoy probando actualmente no tiene practicamente ningun tipo de rodaje hecho, aunque en este tipo de auricular con el uso de unas horas a volumenes controlados seria más que suficiente, si podria llegara cambiar en algo ciertos matices, pero nada radical.

Si bien es cierto que son bastante cómodos sobre todo si estas acostumbrado al uso de tapones para aislarte de todo lo demás.

Puntos a favor de los CX500:

Su construcción. El precio al que los hemos conseguido nosotros, por que por el precio que cuestan quizá la diferencia entre los CX300 y estos no sea tan notoria salvo a volúmenes muy altos, donde los CX300 si llegan a distorsionar de una forma bastante clara. Si realmente necesitas un In ear de calidad, tendrás que irte a otros modelos de mayor precio. Si estas empeñado en esta marca y en un precio comedido , no lo dudes y hazte con unos CX300.

Si estas decidiendo entre los PX100 y los CX500, por favor compra los PX100 o si puedes echa un vistazo a los Koss porta pro, ninguno de estos modelos te va a defraudar.

Actualización:

Al parecer estos CX500, tienen 6 pares distintos de almohadillas de silicona, en tamñanos XL, L y S. Pero existen dos modelos distintos , aquellos que tienen la zona de sujeción algo más adelantada y los que la tienen mas retrasada. Yo habia leido varios post donde indicaban que las alhomhadillas no modificaban el matiz final del sonido. Y nada más lejos de la realidad, después de haber descubierto que mi tamaño es el mediano, me puse a comparar entre los dos modelos distintos y ocurre que en aquellas almohadillas más atrasadas los graves son mucho más fuertes tanto que molestan consiguiendo enmascarar los medios de este auricular. Pues curiosamente al sustituirlas por las de tamaño mediano y adelantadas , los graves bajaban su nivel y se volvian para mi gusto mucho más controlados, dejando paso a unos medios bastante mejores y a unos agudos mucho menos artificiosos. Quizá sea producto de las horas de rodaje pero os puedo asegurar que si ese tipo de almohadilla os resulta comoda y se sujeta bien a vuestro oido, no lo dudeis usad las que son un poco más largas que yo he llamado “adelantadas ” hasta la escena sonora mejora considerablemente y la sensación de aislamiento es practicamente la misma.

Nota : Con este cambio los auriculares han mejorado de un 7,5 a un 8,5. Ahora me gustan muchisimo más sin necesidad de ecualización. Te puedes dejar envolver por la música y continuar con la actividad que llevaras acabo.

Sennheiser Px100 breve análisis vs Koss Porta pro


Ya sé que llevo un tiempo sin actualizar, pero es que últimamente por la noche me gusta tumbarme en la cama a escuchar algo de música.  He re descubierto muchos discos de referencia sobre todo de Jazz  que tenía pero que por falta de tiempo no podia disfrutar como se merecían.

Después de la llegada de los AKG 601 , todo ha cambiado en mi forma de entender la música de la forma más intimista que existe que es con el uso de auriculares. Cada vez que los uso me suenan mejor, siempre y cuando como ya dije, se acompañen de grabaciones a la altura.Actualmente estoy disfrutando mucho con un disco de Cannonball Adderley de Bossa Nova con Sergio Mendez, una grabación que ya tiene un tiempo y que sin ser un derroche de calidad a nivel de grabación, las melodías te hacen emocionarte de una forma muy especial. Confirmando así que mis preferencias con respecto al jazz están más orientadas hacia el jazz latino, la bossa nova o el acid Jazz.

Pero ahora mi locura audifila no viene precisamente del producto antes mencionado sino de la mano, de un auricular que he recibido casi de regalo, son los auriculares portátiles abiertos de Sennheiser los PX100.

PX100

La verdad es que es un tipo de auricular que nunca me hubiera planteado adquirir , pero que presentan un diseño que de nuevo esta empezando a pegar fuerte. El líder de referencia en este tipo de auriculares era el Koss portapro, que por cierto próximamente probaré y comparare con los PX100 , ya  que he conseguido una ganga en Internet , gracias a la inestimable ayuda de mi amigo atmosphere, así por poco menos de 21 eurillos envío incluido, hemos comprado unos Koss portarpo , auricular que celebra este año su 25 aniversario.

koss-porta-pro-p

Para el que no sepa las bondades de este auricular, puedo deciros que aunque mantenga su estilo de hace más de 20 años, el auricular tiene una imagen  retro muy cool . Pero lo mejor de todo es su calidad  sonora, muy por encima de cualquier auricular de botón y de muchos intraoido de menos de 100 euros.

Cómo había dicho los lideres en el mercado anteriormente eran estos Koss , pero en la actualidad rivalizan mano a mano, con los Sennheiser PX100, que es el modelo del que yo os quiero hablar.

Después del típico rodaje, ahora llevaran aproximadamente unas 100 horas. Os puedo decir que la extensión en graves de los pequeñitos PX100 es soberbia, a volúmenes medios tienen una representación muy  convincente , tanto que yo diria que me gustan más que los que me proporcionan mis queridos AKG. Eso sí,  a volúmenes un poco elevados los graves enmascaran los medios y agudos, no se comen todo como ocurre con los CX300 de Sennheiser, pero se cargan un poco la escena sonora. Con esto no quiero decir que la escucha no sea correcta y agradable, sino que habrá que tirar de ecualizador para aplanar un poco la respuesta y no dejar de lado ciertos matices y espacialidad en la música. Algo que al parecer y según he leído hace que los KOSS sean aun peores en este aspecto, por que tienen algo más de pegada en los graves.

Los PX100 en la zona media se comportan extraordinariamente bien, para ser unos auriculares que puedes encontrar en el mercado por unos 40 euros, la extensión en agudos no está nada mal para el segmento en el que se encuentran. Recomiendo su escucha a volúmenes moderados  y en ambientes a poder ser poco ruidosos, por que no aíslan casi nada. Para mí son el auricular perfecto para su escucha en la cama con algún reproductor de mp3.

Con respecto a la espacialidad no tienen nada que ver con los AKG, digamos que son algo más frontales y la sensación de profundidad es muchísimo menor. Pero aun así el sonido es muy convincente. Recomiendo su escucha para estilos con gran participación del bajo como es la música salsa, o determinados estilos de Rock.

Sonido aparte el diseño es mucho más futurista que el de los KOSS porta pro, siendo tremendamente cómodos y sobre todo plegables, para poderse llevar un trocito de calidad en el bolsillo cuando uno viaje. Tampoco hay que olvidar que incorporan una preciosa carcasa de plástico donde poder plegar y guardar los auriculares , como si fueran unas gafas, donde quedan muy bien protegidos y preparados para cualquier viaje.

En definitiva recomiendo los PX100 de una forma clara y como auricular de calidad para llevar de un lado a otro , es ideal. Su sistema de transporte y de plegado me parecen de lo mas cómodo. Incluyendo además previa ecualización, un sonido digno de auriculares de por encima de 100 euros. Y además son bastante molones, aunque yo soy bastante reacio a llevarlos por la calle.

Próximamente colgare una revisión más pormenorizada comparando los PX100 con los Kossportapro, y también con los Sennheiser CX 500 que viene de Inglaterra.

Por lo pronto os dejo una imagen de la respuesta de frecuencia de los PX100 y los Koss , para que veáis que son tan parecidos, que casi se podría decir que comparten el mismo driver.

graphCompare.php

Cómo podéis  observar en azul los px100 y en rojo los Koss, son practicamente identicos , salvo en la zona más aguda donde los Koss tienen algo más de extensión, pudiendo hacer que con una correcta ecualización suenen ligeramente mejor que los PX100. Si bien la calidad y el sobre precio de los Koss con respecto a los PX100, los hacen a estos últimos ganadores de mi voto. Aunque ya os digo si conseguís alguna oferta como nosotros en Internet y los obtenéis por menos de 30 euros no dudéis en realizar su compra. Aunque si por el contrario quereis un modelo con un diseño algo más actualiado y una respuesta algo más plana en conjunción con su fantastico estuche.

De todas formas cualquiera de los dos es una gran elección.