Adios analógico hola TDT en baja definición


¿Pero que le pasa a mi televisor?, se preguntaran miles de personas en España. Personas  que habrán echo poco caso de la publicidad sobre la TDT, la culpa la tiene Zapatero que no le vasta con abrir todas las calles de mi pueblo/ciudad y encima nos deja sin televisión, ¡Dónde vamos a llegar!.

Este fragmento seguro que  puede ser sacado de cientos de conversaciones hoy día 3 de Abril en nuestro país. Puedo asegurar que  no es un ejercicio de inventiva sino una realidad. Por culpa de la brecha tecnológica más de una persona se quedarán durante un tiempo literalmente apagadas.

Lejos quedan ya las primeras advertencias sobre el apagón analógico y ahora con un parque renovado de televisiones y receptores de TDT, nos damos cuenta de que si queremos recibir TDT en alta definición tendremos que pasar nuevamente por caja. Esto es algo que en países como Francia no ha pasado, donde desde el primer momento se ha exigido que los vendedores tuvieran en cuenta este formato.

Pero en España no aprendemos, así que, para superar la crisis económica fomentamos el gasto público ¿cómo?… pues comprando precisamente TDT a fabricantes asiaticos, que no cumplen con algunos estandares… ¿dónde vamos a llegar?.

En fin… os dejo un texto extraído de Neoteo.com :

Hoy es el último día que emitirán sus contenidos las cadenas analógicas en España. Tras 50 años de funcionamiento las televisiones tienen que dar paso al futuro y completar su ambicioso plan de convertirse a digital en todo el territorio nacional. El sábado día 3 de Abril sólo emitirá la TDT y aquellos que no hayan sido previsores para adaptar sus aparatos de televisión no podrán ver los contenidos que les tienen reservados los nuevos canales. Ha muerto la analógica. ¡Viva la digital!

La historia de la televisión en España ha vivido momentos culminantes, tragedias tristemente famosas, catástrofes, eventos esperanzadores, descubrimientos importantes y todo tipo de sucesos que han marcado una época muy extensa de nuestra historia reciente. La tecnología se abrió paso a través de la que algunos denominan la “caja tonta” pero que permitió a la sociedad española conocer un nuevo mundo cultural y social gracias a ella. Aquella tecnología, ya vieja y obsoleta, debe dejar paso a su sustituta, que viene cargada de promesas y de posibilidades. Han pasado 50 años desde aquellos primeros balbuceos del televisor en blanco y negro, pero hoy, día 2 de Abril, será el último día donde los ciudadanos tendrán la oportunidad de despedirse de las emisiones analógicas y saludar al nuevo rey del entretenimiento doméstico: la TDT.

Después de 5 años de intenso trabajo, 2.000 millones de euros de inversión y 40.000 empleos nuevos, la TDT, ha sustituido definitivamente a la analógica. Una plataforma abierta de par en par a la igualdad de oportunidades. La convergencia entre la televisión, el ordenador (Internet-wifi), el teléfono móvil, el iPad y las agendas digitales permitirá estar conectado a las autopistas de la información en todo tiempo y en cualquier lugar. Sin embargo y a pesar de lo prometedor del cambio de paradigma tecnológico, ya comienzan a aparecer los primeros problemas de disponibilidad en pueblos lejanos lejos de la cobertura de los repetidores principales. Más de 460 mil personas también podrían quedarse sin televisión en España, “el 1% de la población española”, según contó Ignacio León, responsable de la Oficina Nacional de Transición a la Televisión Digital Terrestre (TDT).

En estos pequeños pueblos los habitantes se lamentan amargamente de que su único medio de entretenimiento dejará de existir por culpa de la transición a la TDT. “Los afectados por estas zonas suelen vivir en áreas remotas de España, como valles o montañas, con una orografía complicada a las que no llega la señal terrestre o llega con grandes dificultades”, apunta Alejandro Perales, presidente de la Asociación de Usuarios de la Comunicación (AUC). Sin embargo, declara que se ha cumplido con la cuota exigida por la Comunidad Europea e incluso supera a la que tenía la televisión analógica. La solución pasa por adquirir kits para recepción por satélite que cuestan unos 250 euros. De todos modos, el futuro ya es inevitable. La TDT ha venido para quedarse. Descansa en paz, querida analógica.

Fuente: Neoteo.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s