El origen de las redes sociales en Internet – La teoría de los seis grados de separación


Este texto está extraido del primer capítulo de la tesis doctoral defendida en 2013 con título: “La respuesta del consumidor a la publicidad en redes sociales: Análisis del efecto de la presión publicitaria y la experiencia”. Si quieres leer más puedes encontrar más información en:

Rejón Guardia, F. (2013). La respuesta del consumidor a la publicidad en redes sociales.  el efecto de la presión y la experiencia (Universidad de Granada).Tesis doctoral. Directores Juan Sánchez-Fernández y Francisco Muñoz-Leiva. Disponible en http://hdl.handle.net/10481/30826 


En la actualidad se puede observar una tendencia en la utilización de la Red para el desarrollo de las relaciones sociales por los usuarios. El filósofo griego Aristóteles entre sus archiconocidas citas indicó que “El ser humano es un ser social por naturaleza, y el insocial por naturaleza y no por azar o es mal humano o más que humano… La sociedad es por naturaleza y anterior al individuo… el que no puede vivir en sociedad, o no necesita nada por su propia suficiencia, no es miembro de la sociedad, sino una bestia o un dios.”

Podemos decir que Internet ha conseguido ser la plataforma de virtualización de gran parte de estas relaciones sociales gracias a la proliferación de redes de todo tipo que han mostrado en los últimos años un crecimiento exponencial.

La popularidad de las redes sociales continúa creciendo, conectando a la gente con casi todo lo que pueden ver y comprar, e impulsando a las empresas a hacer uso de la comunicación social que se produce en estas redes. Si bien, antes de profundizar en qué son las redes sociales de Internet, debemos hacer hincapié en que al ser un término acuñado en la web 2.0, esta definición está formada por las contribuciones de todos los usuarios y, por tanto, no podemos olvidar que el término red social en Internet posee varias enunciaciones, aunque la mayoría de ellas presenta aspectos en común (Stroud, 2008).

Para introducir el concepto de redes sociales en Internet, partimos de la teoría sociológica de los seis grados de separación, inicialmente propuesta por el escritor húngaro Frigyes Karinthy en 1929, a través de una corta historia llamada “Chains” (cadena). El concepto de los grados de separación está basado en la idea de que el número de conocidos crece exponencialmente con el número de enlaces que se incorpora a la cadena, siendo necesarios tan sólo un pequeño número de enlaces para que el conjunto de conocidos se acabe convirtiendo en una enorme población.

black-29749

Redes sociales el origen

Redes sociales el origen

Esta teoría de los seis grados de separación entre individuos en una sociedad, también viene recogida y desarrollada en el libro “Six Degrees: The Science of a Connected Age” del sociólogo Watts (2003), donde asegura que es posible acceder a cualquier persona del planeta con tan solo seis “saltos” de proximidad. Estos seis “saltos” están basados en que cada persona conoce de media, entre amigos, familiares y compañeros de trabajo etc., a unas 100 personas, por lo que si cada uno de esos amigos o conocidos cercanos se relaciona con otros 100 individuos, cualquiera de ellos podrá propagar un comentario o mensaje a 10.000 personas más, tan sólo pidiendo a un individuo que transmita un mensaje entre sus amigos.

Históricamente, el término red social fue acuñado por el antropólogo ingles Bott (1971) para quien resultaba imprescindible considerar como lazos externos, a familiares o aquellos miembros pertenecientes a un grupo social. Si bien, en la actualidad, el término red social cobra un sentido y significado mucho más reconocido, familiar y cercano gracias a Internet, por lo que a partir de ahora al referirnos a redes sociales hablaremos de forma inequívoca de redes sociales con base en Internet[1].

Siguiendo a Boyd y Ellison (2007), podríamos considerar a las redes sociales por Internet (del inglés Internet Social Networks -INS- u Online Social Networks o SNS – Social Networks Sites) como “servicios basados ​​en web que permiten a los individuos (1) construir un perfil público o semipúblico dentro de un sistema delimitado, (2) articular una lista de otros usuarios con los que comparten una conexión, y (3) ver y recorrer su lista de conexiones o uniones y las hechas por otros dentro del sistema”. Si bien estos mismos autores indican que la naturaleza y la nomenclatura de estas conexiones pueden variar de un sitio a otro. En esencia podemos resumir a las redes sociales en Internet como plataformas digitales de comunicación que dan el poder al usuario para generar contenidos y compartir información a través de perfiles privados o públicos.

 En concreto, se consideran ISNs a blogs, fotoblogs, micro blogs, redes sociales, redes profesionales, mundos virtuales, redes de dating o citas, agregadores de contenidos y, en general, cualquier soporte que ofrezca a sus usuarios la posibilidad de generar un contenido susceptible de ser compartido por sus miembros, generando comunidades alrededor de esos contenidos y conocimientos. Siendo a través de todas estas plataformas donde se formará un entorno en el cual el internauta desarrollará la gran mayoría de sus actos relacionales, ya sean de tipo privado, laboral, de búsqueda de información, etc. (Nielsen, 2011).

En España, el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (INTECO, 2009; pág. 7) en su estudio sobre la privacidad de los datos y la seguridad de la información en las redes sociales online, las define como “los servicios prestados a través de Internet que permiten a los usuarios generar un perfil público, en el que plasmar datos personales e información de uno mismo, disponiendo de herramientas que permiten interactuar con el resto de usuarios afines o no al perfil publicado”.

Se estima que el origen de las redes sociales se remonta al año 1995, coincidiendo con la fecha en la que Internet comienza a convertirse en un medio de comunicación con una fuerte expansión mundial (Internet World Stats, 2011). Y con el año en que Randy Conrads crea el sitio web classmates.com (Conrads, 1995), donde se pretendía que los usuarios pudieran recuperar o mantener el contacto con antiguos compañeros del colegio, instituto, universidad, etc.

Si bien no es hasta 2002 cuando comienzan a aparecer sitios web promocionando las redes de círculos de amigos en línea. El término red social se empleaba para describir las relaciones en las comunidades virtuales, haciéndose popular en 2003 con la llegada de sitios tales como MySpace o Xing (Stroud, 2008; Kishel, 2009; Kelly, Kerr, Drennan y Spring, 2010). No obstante, la popularidad de estos sitios creció rápidamente gracias al interés de grandes compañías tecnológicas con base en Internet que quisieron desde su inicio, formar parte del espacio de las redes sociales en Internet. Así, Google lanzó Orkut en 2004 y empresas como Yahoo lanzaron Yahoo360 en 2005 (Ros-Martín, 2009).


[1]Redes sociales en Internet (RRSSI), Internet Social Networks (ISNs), Online Social Networks (OSSNN) o Social Network Sites (SNSs) son denominaciones encontradas a través de la revisión de la literatura de este trabajo y que permiten designar el mismo fenómeno de estudio.

Investigador visitante Temerlin Advertising Institute – SMU – (Dallas, TX)


SMU CAMPUS

El pasado mes de Abril inicié una estancia de tres meses como Visinting Researcher, en el Departamento de advertising & communication de la Southern Methodist University en Dallas, Texas.

“The Marketing and Communications department provides a number of services to the Meadows school, including but not limited to media relations and public information, graphic design and art direction, print production, web design and implementation, content management, branding insight, event marketing, and market research. The Marketing and Communications department also manages the Meadows Ticket Office”

Mientras dure la estancia colaboraré estrechamente con diversos investigadores de la Universidad entre ellos con Steve Edwards, director del departamento de publicidad y comunicación. En asuntos relacionados con la mejora de la eficacia publicitaria en medios sociales, la aceptación de aplicaciones móviles de cupones de descuento. De forma simultanea seguiré desarrollando los proyectos iniciados durante estos últimos meses en el área de emprendimiento en redes sociales, la influencia de los comentarios en redes y el grupo TICMKREDES.

Sin duda será una gran experiencia académica y profesional poder estar en uno de los centros más vanguardistas y con uno de los campus más avanzados y mejor valorados de EEUU. Intentaremos sacar el máximo provecho de la misma a través de nuevos artículos, proyectos y conexiones.

Actualización. Aquí os dejo la fotografía que nos tomaron a todos los profesores, conmemorando los 100 años de SMU.

Centenary SMU

 

SMU 100 ANIVERSARY

SMU

Consejos para elaborar una tesis doctoral, tesina o trabajo fin de master (y no volverse loco)


Aquí os dejo por fin, algunos de los recursos que he utilizado durante la realización de mi tesis doctoral. La mayoría de los enlaces os pueden servir para tener algo que leer cuando perdáis el norte, otros documentos os ayudarán a escribir y sobre todo a difundir vuestro trabajo.

Pero lo más importante, es no olvidar que hacer un doctorado es una carrera de fondo y que por muy fuertes que seáis, al igual que en una gran maratón, el esfuerzo deja importantes secuelas. Así que, al igual que con el deporte se necesita un poco de reposo intelectual, emocional y físico. Esto os ayudará a recomponer lo que ha quedado de vosotros y a volver a entender donde está vuestro verdadero lugar. No obstante, lo más importante, es no parar de trabajar en aquello que os hace felices porque por mucho que nos pese, el mundo seguirá girando y hay que estar preparado, pero siempre será mejor estar contentos.


Si en alguna ocasión te has planteado la realización de un doctorado y has realizado preguntas que las personas de tu entorno no saben responder, entonces todos estos enlaces son para ti. En concreto aquí te dejo algunos links que me ayudaron a entender, en qué consiste la labor de un investigador y sobre todo, me ayudaron a encontrar y a acotar un tema de estudio (espero que te sean de utilidad).

Información útil sobre estudios de Doctorado, Master y Tesis:

Asesor <-> Estudiante | Adviser <-> Student relation:

Dónde publicar? | Where to publish?:

Métodos para escribir y publiciar ciencia:

Métodos para una buena investigación | Methods for good research:

Difusión científica en el siglo XXI:

Revisión de documentos y tesis | Reviewing papers and theses?:

La estadística es fundamental en la ciencia empírica | Statistics is key in empirical science:

Otras cuestiones | Other issues:

(Agradecimientos a Robert Feldt por estos y otros consejos)

 

El mensaje didáctico en la docencia universitaria


Por sugerencia de algunos de los compañeros interesados en la docencia universitaria. Hemos decidido abrir una línea de escritos dedicadas a recursos y conocimientos pedagógicos útiles en nuestra labor como docentes. Nuvamente recurrimos a algunos de los escritos del profesor Salvador Camacho de la Universidad de Granada, que nos cede su material para facilitar nuestra reflexión. En concreto, hablamos sobre la calidad del mensaje didáctico y sobre la escucha por parte del profesor. Dos elementos esenciales en nuestra actividad diaria:

LA CALIDAD DEL MENSAJE DIDÁCTICO

La calidad del mensaje didáctico depende del profesor; pero la interpretación corresponde al estudiante. Siendo esto así, es importante reflexionar acerca de las circunstancias que afectan a la calidad del mensaje.

La palabra univesitaria - CC

1. Originalidad/Redundancia. Cualquier alumno necesita tiempo para decodificar. Si la “densidad de originalidad” de un mensaje es elevada, el receptor tratará de reducirla de algún modo (en el caso de los alumnos, solicitando al profesor que repita el mensaje). Si se excluye esta posibilidad, el mensaje resultará incomprensible.

2. Inteligibilidad. Un profesor en funciones de comunicador eficaz sabe que todo conocimientos nuevo ha de apoyarse en otro preexistente. A esta conexión conocido-desconocido contribuye lo que se denomina “marcos de referencia”. Con ello se facilita la inclusión de la nueva información en la estructura mental correspondiente y la mejor comprensión del mensaje. Hay que considerar, además, el hecho de que cada materia de estudi

o posee una terminología específica y ello dificulta muchas veces la interpretación del mensaje.

3. Colisión de mensajes. Durante la clase, la competencia entre mensajes de distinto signo es una de las causas más frecuentes de distorsión. Pensemos en el profesor que ensalza el valor del respeto a las opiniones ajenas al tiempo que impide las manifestaciones de los alumnos.

Se trata, como se ve, de dos mensajes contradictorios. En unos casos, se anularán mutuamente; en otros, prevalecerá uno de ellos (casi siempre el no verbal).

  • Características del mensaje didáctico
  • Que sea Inteligible
  • Que suscite atención
  • De contenido relevante y oportuno
  • Que produzca el efecto deseado

No todo va a ser hablar así que debemos centrarnos también en la escucha:

LA ESCUCHA

Hablar y escuchar son dos operaciones imprescindibles en una educación que estimula el diálogo, pero escuchar es, además, la base para construir las destrezas del lenguaje. Existe la creencia de que la escucha es una habilidad natural que se adquiere sin esfuerzo y que terminan por poseer todas las personas. No es cierto: la escucha eficaz o escucha activa es un proceso que exige la aplicación de determinadas técnicas y que, como otros aspectos de la comunicación interpersonal tiene que ser debidamente aprendida. Muchos profesores, creen, lamentablemente, que lo que tienen que decir es siempre más importante que lo que tienen que escuchar.

La escucha siempre produce efectos positivos. Cuando un alumno advierte que se le escucha, se siente importante, tan importante que es capaz de absorber el precioso tiempo del profesor o de la profesora, de un modo acaso fugaz, pero siempre exclusivo. Conviene recordar que escucha y preocupación están indisolublemente unidas. Cuando el profesor escucha atentamente, maestro y alumno comparten el mismo espacio psicológico. El maestro que escucha activamente y se esfuerza por entender lograra más fácilmente ser escuchado por los alumnos.

Este proceso alcanza su mayor eficacia cuando la profesor:

  • Permite que el alumno se exprese con libertad.
  • Escucha al alumno aunque crea que sabe lo que le va a decir.
  • Evita interrupciones causadas por la impaciencia por concluir
  • Presta a todos los alumnos la misma calidad de atención
  • Mira al alumno y utiliza expresiones corporales (asentimientos de cabeza, sonrisa) y verbales (“sí, sí”; “dime”, “comprendo”, etc.) que denotan atención y animan al otro a proseguir.
  • Acepta con naturalidad los sentimientos del alumno y ofrece una imagen calmada y serena cuando aquél acude alterado, tenso o fuera de sí. Este comportamiento es un signo inequívoco de la madurez comunicativa del maestro.
  • Pregunta para cerciorarse de que está comprendiendo bien el mensaje que el alumno desea transmitirle.
  • Evita las evaluaciones anticipadas sobre las manifestaciones del alumno. Desde luego, el estudiante difícilmente hallará placer en acudir a un profesor cuyas palabras contienen siempre algún tipo de evaluación.

Comportamientos del profesor en función de receptor, se refieren, básicamente a sus percepciones y a sus niveles de atención.

La percepción que tiene el receptor de sí mismo influye en la comunicación porque buena parte de los mensajes que llegan a nosotros lo hacen matizados por nuestros propios intereses y actitudes. Ningún receptor capta un mensaje tal y como lo tenía en la mente el emisor. La percepción que se posee del emisor determina la existencia de prejuicios (a los que he aludido anteriormente) y efectos de halo. Este último fenómeno opera en la comunicación cuando tendemos a juzgar al otro en función de una impresión previa favorable o desfavorable. Si el alumno que interviene en clase nos resulta grato (experiencia previa positiva) sus palabra adquieren para nosotros una significación y un valor elevados. Si, por el contrario, poseemos experiencias previas negativas acerca de un alumno es muy probable que tendamos a minimizar la calidad de su intervención con independencia del valor objetivo que ésta posea.

Las actitudes del receptor hacia el tema determinan, en ocasiones, la aparición de la llamada defensa psicológica. Los mensajes emitidos por alumnos creativos, en tanto que no se ajustan a los patrones convencionales, suelen ser rechazados por profesores que prefieren la respuesta normativa a la respuesta innovadora. El rechazo que experimentan algunos profesores ante la posibilidad de que los alumnos expresen juicios acerca de su actuación docente constituye otra defensa psicológica ante cuestiones que no desean conocer.

Respecto de los niveles de atención, hay que recordar que, en general, no sabemos escuchar y ello a pesar de que el aprendizaje del lenguaje se basa en la previa capacidad de escucha. De otra parte, es casi imposible escuchar lo que no se quiere oír, es decir, lo que atenta contra nuestras creencias, valores, sistemas conceptuales, etc.  

Escuchar es un proceso activo en el que la nota predominante es la retroalimentación expresada en gestos afirmativos, paráfrasis, formulación de preguntas, etc. El éxito de la escucha se acrecienta si el profesor manifiesta: a) Aceptación de los sentimientos y de las diferencias de criterio expresadas por los alumnos, b) Confianza en la capacidad del alumno para aportar ideas, c) Comprensión de las circunstancias que determinan la intervención del alumno y d) Deseo de utilizar productivamente en beneficio del grupo las ideas que le son expresadas.

Esperamos que estas lineas nos ayuden a entender estos pilares fundamentales y que nos sirvan para reformular algunas de las actividades que llevamos a cabo a diario.

Reflexiones sobre la teoría de evaluación en la Universidad


La entrada de hoy me gustaría dedicarla a la teoría de evaluación. En concreto nos referimos a evaluación como “el proceso educacional que tiene por objeto comprobar de modo sistemático en qué medida se han logrado los resultados previstos en los objetivos que se hubieren especificado con anterioridad. En síntesis, la evaluación es una interpretación de una medida o conjunto de ellas en relación a una norma ya establecida” (LAFOURCADE).

En la actualidad y como todos sabemos, la transmisión de conocimiento como única meta, no es el propósito de la educación universitaria actual. Como profesores debemos preparar al alumno para desempeñar un papel activo en la sociedad futura. Por lo que nuestros esfuerzos deben ir dirigidos a mejorar el resultado de aquellas actividades relacionadas con la obtención de conocimientos, habilidades, actitudes y finalmente la expresión de aquellas funciones que el alumno desempeñará en su futuro puesto laboral como son las competencias.

Pensamiento reflexivo

Como empezaréis a pensar al alumno se le “enseña” no sólo en la obtención de conocimientos, sino entre otras cosas, para que adquiera habilidades (competencias). Competencias que antes de asistir a las asignaturas que impartimos probablemente no poseía. En esta línea, muchos de nosotros evaluamos al alumno en materias relacionadas con el Marketing, pero generalmente desde un enfoque equivocado, ya que casi de forma exclusiva evaluamos los conocimientos que tiene de la materia y no lo bien que desempeña aquellas competencias derivadas de las materias impartidas.

Para evaluar hay que tener en cuenta una serie de actitudes frente al proceso de evaluación, que los pedagogos y teóricos de la materia tienen asimiladas:

  1. La medida del potencial de un alumno es problemática, difícil de expresar y suele estar sujeta a error.
  2. Todos los instrumentos de medida contienen errores. Los errores de medida pueden ser disminuidos pero nunca eliminados; por ello, ninguna evaluación puede ser considerada  como definitiva.
  3. La evaluación es más eficaz si se han formulado previamente y con la mayor precisión, los objetivos de aprendizaje sujetos a control.
  4. Cualquier instrumento de medida debe tender a precisar lo que el alumno sabe; no lo que el alumno ignora.

 Una vez que tenemos en cuenta estas premisas sobre la evaluación, el profesor y pedagogo Salvador Camacho recomienda hacerse las siguientes preguntas clave a la hora de realizar cualquier prueba de evaluación:

Preguntas clave:

¿Qué tengo que evaluar? (Objetivos, competencias, actitudes, etc.)

¿Cómo tengo que evaluar? (Selección de instrumentos)

¿Cuándo tengo que evaluar?

-Periodicidad

-Todos los alumnos al mismo tiempo

-Cada alumno cuando esté preparado

 Si nos centramos en los instrumentos de medida que solemos utilizar. Con frecuencia se ha extendido el mal llamado examen tipo “test”. Mal llamado porque si nos paramos un momento a pensar descubriremos que test significa examen y que por tanto, estamos haciendo un “examen tipo examen” (erróneo) cuando en realidad lo que pretendemos utilizar es una medida de evaluación objetiva tipo PEM (pruebas de elección múltiple). Como suele ser muy extendida la utilización de las pruebas tipo PEM, aquí os dejamos algunas reflexiones y consejos para su elaboración, esperando que os resulten de utilidad.

Ventajas:

• Corrección objetiva y sencilla

• Pueden ser corregidas por distintos profesores

• Permiten comprobar objetivos de distinta complejidad

• Diferencian niveles de competencia e identifican puntos no entendidos por el alumno

• Exploran un mayor campo de conocimiento

• No hay lugar a ambigüedad en las respuestas

• Las respuestas son fáciles de analizar

• La puntuación no se ve afectada por elementos ajenos a los conocimientos del alumno

 Inconvenientes:

• Si no se aprovecha adecuadamente la versatilidad de este tipo de pruebas, pueden condicionar

hábitos memorísticos de estudio.

• Difíciles de elaborar

• Influencia del azar en las respuestas

 Normas de elaboración

1. Conviene dar por escrito instrucciones acerca del modo de responder

2. Al redactar los ítems hay que tener en cuenta los objetivos propuestos (no todos los

objetivos pueden ser medidos con una p.o.)

3. Se deben evitar preguntas triviales

4. Se debe evitar que en una pregunta se encuentre la clave o una pista para responder a otra

5. Los ítems deben ir agrupados según los distintos tipos y dentro de cada uno de ellos, deben

agruparse los de contenidos homogéneos.

6. Los ítems más fáciles se deben presentar en primer lugar

 Tipos de pruebas PEM, es decir de elección múltiple:

a) Escoger la única respuesta correcta

b) Escoger la opción incorrecta

c) Escoger varias respuestas correctas

d) Escoger la mejor respuesta entre varias correctas

 (Esta entrada ha sido elaborada a partir del material docente del profesor Salvador Camacho, catedrático EU de la Universidad de Granada).