Los japoneses y el jpop


Aqui tenemos el video de moda en japon JOY de YUKI y una coreografia tan hipnotica como original , (hay que reconocer que es bastante creativa, aunque las posturas de baile un poco forzadas , seguro que todo el que vea el video intenta imitarlo de una forma o de otra sin conseguirlo , espero que tengais suerte…)

Anuncios

COMO DORMIR Y DESCANSAR EN EL INTENTO


De http://javimoya.com/blog/:

Seguro que alguna vez te has desvelado en mitad de la noche, con la extraña sensación (a pesar de las pocas horas que llevabas dormido) de estar completamente despejado y sin cansancio (incluso mejor que cuando duermes toda la noche del tirón). Luego te has vuelto a acostar, y al sonar la alarma por la mañana te has levantado destrozado, completamente atontado y sin ganas de salir de la cama. ¿A que es debido que con menos horas de sueño te hayas sentido tan bien, y luego con más estés tan cansado?. Está relacionado con lo que los expertos llaman “ciclos del sueño”, que una vez entendidos nos servirán para elaborar un método con el que conseguir despertarnos sin la molesta sensación de cansancio.

Los ciclos del sueño

El sueño no es un estado único en el que permanecemos mientras dormimos, sino que tiene 5 etapas. Durante el transcurso de la noche, en el sueño, vamos recorriendo cada una de esas etapas, completándolas todas en un ciclo que dura aproximadamente 90 minutos. Las etapas 1 y 2 son las consideradas como sueño “ligero”, mientras que las etapas 3 y 4 son consideradas de sueño “profundo”. La quinta etapa, que es completamente diferente al resto, es la fase de sueño REM (”movimientos oculares rápidos”), que es cuando soñamos.

Las investigaciones han demostrado que la duración del sueño no es lo que hace que luego nos sintamos frescos y despejados. El factor clave es el número de ciclos completos que realizamos. Cada ciclo del sueño, como ya hemos dicho, dura aproximadamente 90 minutos: 65 minutos de sueño normal (o no-REM, las 4 primeras etapas); 20 minutos de sueño REM (la quinta etapa); y 5 minutos finales en un estado no-REM. La fase REM del sueño es más corta durante los primeros ciclos (menos de 20 minutos) y más largas en los últimos (mas de 20 minutos). En el periodo que hay entre 2 ciclos de sueño no estamos realmente durmiendo: es una especie de zona intermedia, en la que si no somos molestados (por la luz, el frío, el ruido, etc) pasamos a entrar a otro ciclo de 90 minutos.

Si fuéramos a dormir de forma completamente natural, sin alarmas u otro tipo de molestas perturbaciones, nos despertaríamos, aproximadamente, tras un múltiplo de 90 minutos. Por ejemplo tras 4′5 horas, 6 horas, 7 ‘5 horas o 9 horas, pero nunca tras 7 u 8 horas (que no son múltiplos de 90 minutos). Una persona que sólo duerma 4 ciclos (6 horas) se sentirá más descansada que otra que duerma durante 8 o 10 horas, pero que no haya podido completar uno de los ciclos por haberse levantado antes de acabarlo (es decir, que lo haga en la etapa de sueño “profundo” y no en la inicial de sueño “ligero”). Así es como se explica que por ejemplo los fines de semana, sin usar despertador, nos levantamos despejados, y durante la semana cansados (aún pasando sólo un poco mas de tiempo en la cama, y a veces incluso menos), o también es la respuesta a la pregunta con la que empezábamos el artículo.

Sabiendo todo esto, podrán adivinar que el secreto para despertarse despejado es hacerlo justo cuando acaba un ciclo de sueño y empieza otro, es decir, hacerlo en la etapa inicial de sueño “ligero”. Pero, ¿cómo hacer eso? Debido a que cada ciclo dura 90 minutos, podríamos calcular en que momento programar la alarma del despertador, para que nos levantara justo en ese momento, simplemente usando para ello múltiplos de 90 minutos -como por ejemplo que tardara 7 horas y media en sonar-. El problema es que tomar como referencia los 90 minutos es incorrecto, pues no es una regla fija – para cada persona su ciclo de sueño es diferente. Además como hemos visto el ciclo del sueño no es constante… varía en duración a lo largo de la noche (la fase REM es al principio mas corta y luego mas larga), y se ve afectado por factores externos como el ejercicio, el alcohol y las drogas. Tampoco puedes saber si te quedarás dormido al instante, nada más entrar en la cama, o tardarás X tiempo en hacerlo, por lo que al final la alarma podría sonar en el momento incorrecto, durante una fase de sueño “profundo”.

Tenemos que intentar medir nuestros propios ciclos, y aquí es donde comenzamos nuestro método.

El Método

Necesitaremos programar 2 alarmas (hay relojes que lo permiten, o sino pueden usar el reloj despertador y la alarma del telefono móvil, o cualquier combinación que se les ocurra).

La primera alarma la programaremos para que suene antes del momento en el que nos queremos despertar (luego veremos cuanto antes). Y haremos que esta sea en forma de radio o música muy muy tranquila. La segunda alarma la pondremos para que salte en el último momento que te puedes permitir ser despertado, y la haremos sonar con el típico zumbido fuerte y molesto.

El truco es que la primera alarma tenga el volumen exacto para que sólo te pueda despertar si estás en la fase de sueño “ligero”, y que no lo consiga si estás en una etapa de sueño “profundo”. La segunda alarma es simplemente un “salvavidas”, para asegurarnos, en el caso de que la primera alarma no consiga espabilarnos, de hacerlo con el tiempo suficiente para ir a trabajar o lo que sea.

Tendremos entonces que ajustar dos cosas. La primera es en que momento hacer sonar la primera alarma. Puedes usar la regla de los 90 minutos, y estimar así cuando entrarás en una fase de sueño “ligero”, para hacerla saltar en ese momento (por ejemplo si te vas a dormir a las 00:00 programarla a las 7:30). Otra alternativa (quizá más práctica), es poner dicha primera alarma 30, 45, 60, o 90 minutos antes que la segunda, con la esperanza de pasar por alguna etapa de sueño “ligero” durante ese tiempo. La segunda cosa que necesitarás ajustar es el volumen de la alarma. Tiene que ser lo suficientemente fuerte para que te despierte durante el sueño “ligero”, pero no tanto como para despertarte durante el sueño “profundo”. Haciendo pruebas durante varios días (empezando desde el nivel más bajo de volumen e ir aumentándolo) es la única forma de ir afinándolo.

Como veis es un sistema fácil de implementar, y que no necesita de un cambio radical en nuestra forma de vida, pero que puede mejorar notablemente nuestra sensación al despertar y durante el resto del día. ¿Porque no probarlo?

Créditos

Toda esta información la he ido recopilando desde hace un mes, a raíz de un interesante artículo de Glen Rhodes, en el que explicaba los ciclos del sueño (y donde además cuenta su técnica para dormir sólo 4′5 horas al día). El método para despertarnos justo al iniciar un ciclo de sueño lo descubría en otro artículo de Vincent Cheung, donde podréis además leer los testimonios de mucha gente que lo ha probado.

En economia algo influye mas que el propio dinero


Como era de esperar, un reciente estudio confirma que, cuando la selección nacional de fútbol de un país obtiene buenos resultados, la economía de ese país mejora.
Este fenómeno de buenos resultados en la cancha y buenos resultados en la economía se vió recientemente reflejado cuando Francia ganó los mundiales del 1998 y cuando Grecia ganó los últimos europeos.
Quizás este efecto se ve más pronunciado cuando los resultados en la cancha son inesperados.

No es de extrañar ya que una parte importante del impacto de los resultados futbolísticos sobre el progreso de la economía se basa en la confianza, o no, sentimientos que impactan en decisiones económicas como las compras, las inversiones y el esfuerzo.
Lo que no es tan fácil de entender es el por qué los inversores supuestamente racionales dan tanta importancia a los resultados deportivos cuando toman sus decisiones económicas.

Este reciente estudio del profesor Diego García, de la escuela de negocios de Tuck, parte de la Universidad de Dartmouth, nos calcula los resultados futbolísticos y sus impactos en la bolsa. Concluye que el impacto en la bolsa es sólo como resultado del cambio en la confianza y no de la menor productividad o pérdida de producción, aunque cuando llegan los finales de la copa del mundo se ve bastante más ocio alrededor de las pantallas que, de algún modo, debería también verse reflejado en las cifras financieras.

Este efecto es más pronunciado en partidos de los mundiales de fútbol, comparado con otras competiciones. En concreto, una eliminación del campeonato mundial resulta en una reducción en las bolsas del país eliminado de 39 puntos base (0,39%) que no parecerá mucho pero son miles de millones en las grandes bolsas. Esto compara con la bajada en bolsa de 29 puntos base (0,29%) cuando se pierde en otras competiciones.

Ya tenemos que incluir una variable mas en las estimaciones parametricas de econometria. (“como no era ya dificil de por si ahora que raul influya”)

Vía | Cinco Días

¿A que no sabias?


Todo el mundo sabe escribir unas palabras en el cuadro de búsqueda de Google, y la mayor parte de las veces esto le basta para encontrar rápidamente lo que busca, pero en ocasiones la cosa se complica un poco, por lo que no está de más conocer unos cuantos trucos y consejos para afinar los resultados de estas búsquedas:

El primero, y fundamental: usa comillas para indicar que buscas una frase exacta. Si no acostumbras a usarlas, te asombrará lo que mejoran los resultados de tus búsquedas sólo con esto.

“martillo rojo” encuentra páginas en las que aparecen esas dos palabras juntas y en ese orden, mientras que sin las comillas martillo rojo encuentra todas las páginas que contienen las dos palabras, pero en cualquier orden y aunque estas estén separadas.

Aunque no te aprendas ningún otro, quédate con este truco.

Por defecto Google busca todas las palabras que escribes en el campo de búsqueda, aunque puedes decirle que no incluya una palabra o palabras si les pones un – delante, como por ejemplo en apple -ipod.

Puedes excluir varias palabras escribiendo cada una precedida del correspondiente guión: apple -ipod -fiona

Google acepta hasta 32 palabras en las búsquedas e ignora las siguientes, pero deberían ser más que suficientes para encontrar lo que buscas.

Puedes hacer que busque una palabra u otra usando el operador OR (en mayúsculas) o el símbolo |, como por ejemplo en microsiervos tontos OR idiotas; de nuevo puedes encadenar varios OR.

Google es también capaz de buscar rangos de números cuando los separas con dos puntos, tal que 1990..1999.

Si lo combinas con una frase puedes hacer búsquedas del tipo “La Coruña” 1990..1999 que te devolverán páginas en las que se hable de La Coruña y aparezcan además alguno de los números que van de 1990 a 1999.

Google no entiende ciertos caracteres especiales y en ese caso los ignora, con lo que t., t- y t^ dan el mismo resultado; sin embargo sí entiende otros como #, con lo que si buscas c# los resultados serán pertinentes.

Aunque en el pasado lo hizo, Google no usa ahora listas de palabras vacías, que en una búsqueda son aquellas que no añaden significado.

Antes ignoraba palabras como «en» o «de», pero ahora ya no lo hace, así que origen de internet y origen internet ya no devuelven los mismos resultados.

Puedes usar comodines en las búsquedas si no recuerdas una o varias palabras: “con * cañones por banda” si no recuerdas cuántos cañones tenía el famoso bajel pirata, o “con * * por banda” si no recuerda cuántos ni qué tenía como armamento.

Por supuesto los comodines no tienen por qué ir seguidos.

Google también sabe echar cuentas, así que si escribes 22*3,4 te dirá que el resultado es 74,8; s le preguntas por la respuesta a la vida, el universo y todo lo demás también la sabe.

Si necesitas saber el significado de un acrónimo, usa define: para obtener una página con descripciones; al final de esta aparecen enlaces para buscar el mismo acrónimo en otros idiomas, como por ejemplo con define:XGA o con define:STFW.

Es posible averiguar qué páginas enlazan con otra usando el operador link: seguido del URL de la página de la que quieres averiguar: link:www.lacoctelera.com/artedi.

También es posible restringir los resultados de las búsquedas a un dominio de primer nivel determinado, como por ejemplo los .org o los .de.

Así, microsiervos site:edu busca las páginas alojadas en sitios con dominio .edu en los que sale la palabra microsiervos y microsiervos site:cl busca las que incluyen la palabra microsiervos y su TLD es de Chile.

Estos consejos funcionan a día de hoy en Google España, pero recuerda que no todos los Googles se comportan igual y que el buscador está evolucionando continuamente, así que puede que algunos de estos no funcionen en tu versión local del buscador, o que algunos de los que salen en Google Search Tips 2005, que es la anotación en la que me basé para escribir esta funcionen en la tuya y no en la española.

Hoy me han robado el coche


No es un simple nombre para el post, hoy realmente me han robado el coche, me lo han sustraido ,vamos que solo han dejado el hueco. Ahora me lo tomo un poco a broma, por que hace unas horas la policia me ha llamado para decirme que lo han encontrado en un descampado en la zona norte de mi ciudad y que aparentemente no tiene unos daños excesivos, (la radio y los altavoces fijo que me lo han robado), (recemos para que no).

Ahora mismo , me doy cuenta de lo desprotegidos que estamos ante ciertas cosas, esperemos que todo , salga mas o menos bien.

Y que no me den el susto y que la pequeña investigacion que hagan no demuestre que han atropellado a alguien con el coche, o mucho peor que lo hayan matado dentro.

Mañana temprano vere a mi niño pequeño (mi coche). solo espero que no lo hayan marcado de por vida, y que los que lo hicieron sino en esta vida , pero en otra sufran el castigo que se merecen.

Pd: Si me lo hubieran pedido amablemente , seguro que se lo hubiera dejado.